viernes, 5 de octubre de 2018

Me despido.


“In the end, we'll all become stories”
-Margaret Atwood.

Hace 10 años inicié este blog con la intención de compartir un poco de mi vida y un mucho de comics, películas y series. Nunca fui el más constante en escribir, y hay cosas que leo 10 años después y me parecen de pena ajena; pero me enorgullecen un par de entradas como aquella sobre el Marvel Vault o mi reseña del Hulk de Peter David.

A raíz de sucesos personales este blog se fue transformando, se volvió más catártico y de repente no hacía sentido mantener la identidad del Doc para hablar de temas personales que nada tenían que ver con comics, superhéroes o películas.

De hecho últimamente sólo acudo cuando necesito desahogarme y las entradas comienzan a leerse demasiados fatalistas y a contrastar con lo que es un personaje creado en plena edad de bronze de los superhéroes.

También me he ocupado más, leo menos o cosas menos interesantes para el público que quise alcanzar y en general mis prioridades son distintas a mantener un blog, por lo que siento que esto se volvió territorio de nadie donde muy poca gente leía y yo rara vez me aparezco con algo interesante que contar.

Pretendía despedirme tras hacer la tradicional reseña de pelis de terror en Octubre, pero a 5 días de iniciado el mes se antoja difícil que alcanzaré a ver 10 pelis (cuando originalmente pretendía ver 31 y de ahí escoger las 10 mejores).

Dejo inconclusa la reseña sobre el run de Dan Slott en Spider-Man, desinflado tanto hacia su último cuarto que sencillamente no me dan ganas de retomar.

Así que me despido. Como me despedí del foro, como me despedí de Twitter, como algún día me despediré de Instagram, porque hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo y el tiempo de escribir de comics ha pasado. Las pocas entradas que considero buenas me impiden suprimirlo totalmente, pero veo difícil volver al mismo.

No me queda más que agradecerte a ti, lectora, lector querido, por estos 10 años de compartir. En alguna otra red social nos volveremos a encontrar.

En palabras del genial Peter David en voz de Rick Jones “I’ve said enough”.