martes, 16 de diciembre de 2014

¿De qué va el Spider-Man de Dan Slott? Parte 2.

“Whenever I´m around, wherever I am…no one dies!”

Una vez que Dan Slott tomó las riendas del título fue claro que este Spidey sería distinto a lo visto, principalmente en los últimos 20 años; para empezar, el primer número (ya dibujado por el mexicano Humberto Ramos) abrió con una secuencia en donde Spidey, gracias a su ingenio, frustra el plan de Dr. Octopus (otra vez él) para destruir Nueva York a través de lo que yo (y creo que más gente)denomino pseudo-ciencia: una simple aplicación del horario de invierno. El segundo cambio inmediato es que Peter por fin consigue el mejor trabajo que ha tenido hasta ahora: ser uno de los 6 científicos base en Horizon labs, una especie de Apple, con tablet incluida, en donde desarrollará todos los avances tecnológicos que veremos en las siguientes historias y su elenco crecerá con personajes tan interesantes como Max Modell, Uatu (no “the Watcher”), Sajani y un misterioso personaje llamado “Number Six”. La primer escena emotiva que nos regala Slott es tía May, viendo a su sobrino alejarse a su nuevo trabajo, mientras recuerda al tío Ben y le “informa” que Peter por fin lo logró.

El siguiente cambio importante es que Slott crea un villano que es reflejo torcido de Peter Parker: Phil Urich, antaño un Green Goblin “bueno” se convierte en el nuevo Hob Goblin tras decapitar a Kingsley. Urich es el opuesto perfecto de Peter, con un tío Ben, un trabajo free lance en el (nuevo) Bugle y su propio amor platónico: Norah Winters. Con esta plataforma, comenzamos una serie de arcos que visita y reinventa de manera sorprendente historias clásicas de Spidey: "Revenge of the Spider Slayer” es un homenaje a Amazing Spider-Man No. 1, la primera vez que Spidey salva a John Jameson, el hijo del cascarrabias editor. Dicha historia termina con otra muerte: Marla Madison Jameson, un personaje mayormente olvidado cuyo mérito fue ser el ancla de J.J.J. y su inspiración en momentos de angustia, quien pide al ex-editor, ahora alcalde de Nueva York no perder su vida en rencillas. Dicha muerte nos lleva a otra secuencia muy propia de los comics de Spidey: las “pesadillas”. Reminiscencia de ASM 150 y otros números, vemos a Peter atormentado por los fantasmas de toda la gente que ha muerto a su alrededor. Si aún existía duda sobre el conocimiento de Slott sobre el Spider-verse, este número la disipa en su totalidad: de Sally Avril al niño que colecciona Spider-Man, de Bennett Brant, hermano de Betty a Charlie, la mujer que accidentalmente Spidey mató, la splash page del dibujante Marcos Martin es una de las escenas más memorables en los 50 años del trepamuros. El “sueño” concluye con la promesa de Peter de que mientras él porte el traje de Spidey nadie más morirá. Mientras tanto, aparece un nuevo villano, simplemente llamado “Masacre” que pondrá a prueba tal juramento.

El tercer homenaje que rinde Slott es a Marvel Team-Up, en especial a la amistad de Spidey y Johnny Storm, mejor conocido como Human Torch. En su propio título, Jonathan Hickman acababa de matar al personaje, por lo que tal circunstancia, más el hecho de que Spidey es su reemplazo en la ahora llamada Future Foundation, nos trae una divertida y muy sentimental historia llamada “Torch Song” en donde de manera póstuma, Johnny le da la bienvenida a Peter a su familia. Si la última página no les hace derramar una lágrima como lectores, no tienen corazón.

El siguiente arc se llama, bueno “Welcome to the Future Foundation” y es un homenaje a esas aventuras cósmicas de las que bajita la mano Spidey tiene un montón (tanto que Marvel hizo un compendio llamado así “Cosmic Adventures”, super recomendable).

No sé si por encargo o porque es un gran fanboy, pero otro de los rasgos de ésta etapa es que Slott juega con el hecho de Marvel es ahora una empresa de Disney: En la época del estreno de la secuela de Tron, vemos a Spidey con un traje con luces neón. En plena etapa de estreno de Pirates of the Caribbean 3, vemos un doble homenaje: a dicha cinta y a Fantastic Four No. 5, cuando Thing se convirtió en el pirata Black Beard.

Al final de estas historias nos empezamos a perfilar a lo que es el primer magno evento de Spider-Man, convenientemente titulado Spider-Island, que será motivo de la siguiente entrega.

No hay comentarios: