jueves, 12 de enero de 2012

El archivo CC: "Cloak & Dagger" (6 de abril de 2009)



Tandy Bowen creció en Shaker Heights Ohio, un suburbio acomodado de Cleveland. Su madre era modelo e hizo mucho dinero, por lo que viajaba todo el tiempo y Tandy se sentía descuidada, viviendo con su padrastro. Al parecer tuvo relaciones con un universitario llamado Rob Daltry, quien al poco tiempo se fue a la Universidad dejándola mas sola. Tandy escapó a Nueva York.

Tyrone Johnson por el contrario, creció en barrio pobre del sur de Boston y tenía un defecto físico que le impedía relacionarse de la mejor manera: era tartamudo (característica que ha regresado en las pocas veces en que ha perdido sus poderes). Un día, caminando por la calle con su hermano Billy, presenciaron el asalto y asesinato al encargado de una tienda. Su hermano se manchó de sangre y en ese momento llegó la policía. Billy se asustó y salió corriendo, por lo que la policía pensó que él era el delincuente. Ya que Ty era tartamudo, no pudo decirle a tiempo a los oficiales que su hermano no había hecho nada. Impotente, presenció como le disparaban y caía muerto.

Tyrone huyó a Nueva York, en la terminal se topó con Tandy. Sin dinero, comenzó a seguirla, ponderando por un momento robar su bolso, pero alguien se le adelantó y Ty lo detuvo. En agradecimiento, Tandy le compró una hamburguesa y platicaron su pasado.

Pero alguien los observaba: habiendo notado que eran runaways, unos malvivientes al servicio de un tal Simon Marshall los capturaron y los llevaron a los muelles, en donde se embarcaron a Ellis Island.

Ahí los esperaba Marshall, quien estaba experimentando con una droga sintética, esperando crear el sustituto de la heroína. La mayoría de los niños a quienes se la inyectaron estaban muriendo y en agonía, Tyrone y Tandy trataron de escapar esa noche; pero al llegar al río sus entrañas ardían. El agua se tornó oscura alrededor de Tyrone y sólo gracias a la incandescencia de Tandy, lograron alcanzar la otra orilla. En un callejón del muelle, Tyrone vio su reflejo en una ventana: se estaba convirtiendo en una sombra. En un esfuerzo por esconder su transformación de Tandy, recogió una manta de la basura. En ese momento, los secuaces de Marshall les dieron alcance. Justo en el momento en que la capa de Cloak estaba absorbiendo a los criminales, Tandy descubrió que podía emitir dagas de luz con los cuales accidentalmente asesinó a los criminales.

Tiempo después, Spiderman se los topó cuando perseguían a Marshall. Tras la típica batalla, Cloak absorbió al arácnido, mientras Tandy congelaba la sangre de Marshall con sus dagas de luz. Spidey trató de capturarlos, pero fue nuevamente absorbido y Tandy le arrojó dos dagas que le dieron en las costillas dejándolo inconsciente durante horas.

Buscando pistas, Spidey fue a Ellis Island, en donde se encontró con que Cloak y Dagger habían capturado a los jefes criminales para los que Marshall trabajaba. Mientras Spidey combatía a los vigilantes, los jefes criminales escaparon en la oscuridad. Aturdidos cayeron por una ventana, al vacío. Cloak desorienta los sentidos de Spidey, por lo que muy a su pesar, se quedó en la oscuridad presenciando su escape.

La cruzada de Cloak y Dagger no terminó: ambos continuaron cazando traficantes de poca monta, pero su investigación los llevó frente al poderoso jefe de la Maggia: Silvermane, quien se encontraba convaleciente de una enfermedad terminal. Aprovechándose de la situación, Kingpin envió a Spidey a la mansión de Silvermane.

En la pelea que siguió entre Cloak, Dagger, Spidey y los guardaespaldas de Silvermane, Cloak y Dagger se escabulleron a la recámara de este, asesinándolo a sangre fría.

Todo parecía perdido para el capo, pero quien varias veces había buscado burlar a la muerte ya tenía preparado un equipo de alta tecnología que perpetuaría su vida volviéndolo un cyborg con fuerza sobre humana.

Vengativo, Silvermane comenzó a rastrear a Cloak y Dagger, encontrándose con Spiderman. Durante la batalla, se metieron al tren subterráneo en donde Cloak y Dagger buscaban a los secuaces de Silvermane, habiéndose enterado que éste sobrevivió. Desafortunadamente se toparon con el tren en donde Spidey y el Cyborg combatían, por lo que Cloak tuvo que exceder su capacidad absorbiendo la totalidad de los vagones.

Silvermane casi elimina al debilitado Cloak, pero la oportuna intervención de Spidey evitó tal tragedia. En su lugar, una iracunda Dagger utilizó todo su poder en contra del nuevo cuerpo del mafioso, quien hizo corto circuito y al parecer murió. Pero no sería la última vez que estos cuatro se enfrentaran…

Cloak y Dagger descubrieron que sus poderes no sólo servían para asesinar y desaparecer enemigos: también limpian el organismo de sustancias tóxicas, por lo que su siguiente aproach fue limpiar la sangre de jóvenes junkies. Desafortunadamente, un brutal Punisher en guerra contra el crimen los venía siguiendo, acabando con aquellos antiguos viciosos (durante algunos números, la conducta de Frank Castle fue mas errática que nunca, asesinando gente por la mas mínima falta, como adelante veremos).

Spiderman entró en un edificio abandonado en donde Punisher acababa de exterminar pandilleros. En la oscuridad se encontró con Cloak y Dagger y al no ver las muestras de un tiroteo pensó que ellos habían terminado con los junkies. Spidey saltó dentro de la capa de Cloak y de no ser por su sentido arácnido, habría sido su última aparición (yeah, right). Dagger iluminó el cuarto mostrando a Spidey las marcas de bala.

Mientras tanto Punisher había encontrado la identidad del mayor traficante de drogas de Nueva York: Kingpin. Por cierto, en una escena retomada en “Marvels: Eye on the Camera” Punisher observa a una pareja tirar basura en la calle, por lo que les dispara, al oír el ruido, un taxista se asusta y huye, pasándose la luz roja del semáforo, por lo que recibe también las balas del brutal Castle.

Cloak y Dagger le dicen a Spidey que gracias a Punisher saben a quien deben matar ahora: a Wilson Fisk. Obviamente Spidey no está de acuerdo, por lo que lo dejan atrás. Tratando de proteger a Tandy y Ty, Spiderman llega al edificio Fisk, justo en el momento en que aparecen Cloak y Dagger. Mientras ellos tres pelan, Kingpin se escabulle por una puerta secreta, sin notar que en su interior se encuentra Punisher.

Al parecer las dagas de Dagger tienen un nuevo poder: rastrear a sus víctimas. Cloak absorbe a varios guardaespaldas de Kingpin, mientras éste enfrenta a un enloquecido Punisher y poco a poco lo somete, hasta que aparece Vanessa Fisk y Castle la toma como rehén. Fisk está mas enojado que nunca y “fuera de panel” noquea al vigilante.

Spidey, que ha sido absorbido por enésima vez por Cloak, logra soltarse gracias a unas dagas de Dagger. Tandy le dice a Cloak que Spiderman no es su enemigo, ya que él hace lo que considera bueno y que ellos no pueden matar a quien hace el bien.

Cuando entran al cuarto secreto de Fisk, sólo encuentran a Punisher inconsciente en el suelo. Punisher es arrestado y enviado a juicio, tras lo cual lo meten a prisión.

Durante este tiempo, el romance de Spiderman y Black Cat había evolucionado, y gracias a un enfrentamiento con Doctor Octopus y the Owl que dejó muy mal librada a Felicia Hardy, Spidey empezó a ser sobre protector lo que desde luego no le gustó a la Hardy. Mientras Spidey andaba en las guerras secretas, Felicia buscó la ayuda de Kingpin, quien la dotó con poderes de “mala suerte”.

Un personaje llamado la Respuesta (the Answer), recuperó el cuerpo sin vida de Silvermane y reactivó al Cyborg. Al parecer, durante la pelea con Cloak y Dagger, las dagas de Tandy crearon un vínculo entre el Cyborg y ella, por lo que el cuerpo del Cyborg la buscaba para reabsorber la energía vital que alguna vez fue suya. Tales cambios también los sintió Tandy, quien comenzó a debilitarse terriblemente y según señaló, sin sus dagas de luz, que alimentan a Cloak, pronto Ty, sentiría el efecto y tendría que tomar la vida de otras personas para sobrevivir.

Vanessa Fisk se encontraba convaleciente tras haber perdido la memoria y haber vivido en las cloacas (Daredevil 180), por lo que la Respuesta consideró que la energía de Dagger podría salvar a Vanessa. Con ayuda de Rose, la Respuesta puso una trampa a nuestros jóvenes héroes.

Como la idea era atraerlos, anunciaron una operación de contrabando que atrajo no sólo a Cloak & Dagger, sino también a Spider-Man a los muelles y a Silvermane que cada vez estaba mas cerca de Dagger. En los muelles, Spider-Man, Blackcat (que quería a Dagger para demostrarle su valor a Peter), Cloak y Silvermane se disputaron a Dagger, hasta que en la confusión, la Respuesta bajó de su escondite y capturó a Tandy.

Cloak absorbió a Silvermane y a Johnston y Varley, los secuaces de Rose para poder teletransportarse y seguir a la Respuesta, pero el Cyborg encontró la salida de la capa, hiriendo a Cloak.

La Respuesta regresó a Kingping con Dagger, pero se dio cuenta que Dagger estaba vacía de energía para ayudar a Vanessa ya que Silvermane continuaba drenándola a distancia. En ese momento, Silvermane llegó al edificio Fisk, seguido de Cloak, Spidey y Black Cat. Kingpin se enfrentó a Silvermane, quien lo derrotó fácilmente.

La Respuesta se dio cuenta que la única manera de vencer a Silvermane es que Dagger le devolviera su energía vital, pero Dagger parecía tan débil…entonces, la Respuesta le permitió a Tandy absorber su energía vital. Fuera de control, Dagger absorbió la totalidad de la energía vital de la Respuesta, y regresó su energía a Silvermane, quien al recuperarla recuperó también la conciencia de capo criminal y se alejó.

Dagger estaba llena de energía y Fisk le imploró salvar a Vanessa, pero Cloak y Dagger se negaron alejándose y dejando a un desesperado Wison Fisk y a su comatosa amada...

En una ocasión, Spider-Man se encontró con Cloak y Dagger, mientras peleaban contra los ocupantes de una bodega de autos robados. Extrañado de que “salieran” de su modus operandi, los confrontó, a lo que los vigilantes le mostraron que la bodega de autos era un frente para un laboratorio clandestino en donde continuaban los experimentos con niños sobre la droga sintética.

Los criminales quieren crear seres similares a Cloak y Dagger, pero que los obedezcan.

En Times Square, Roberto DaCosta y Rahne Sinclair de los New Mutants entran a un local de maquinitas. Un tipo les pregunta de donde vienen, y si le pueden mostrar sus habilidades. Roberto lo manda a volar, pero el tipo saca un cuchillo.

Tras un breve enfrentamiento de los New Mutants con el del cuchillo y sus secuaces, que involucra a Moonstar mostrando imágenes de Cloak y Dagger, Rahne y Roberto son capturados.

Columpiándose por Times Square, el sentido arácnido de Peter se activa y lo conduce a la iglesia del Espíritu Santo en la calle 42. Hasta ahí llegan Ty y Tandy a pedir asilo al padre Francis Delgado. En ese momento, aparecen Cannonball y Danielle buscando refugio de los criminales. Tras el común malentendido entre nuevos personajes, y la aparición de Spidey, Sam les cuenta el rapto de Rahne y Sunspot. Spider-Man sospecha que los criminales van a experimentar sobre Rahne y Sunspot, ya que en su momento solo Tyrone y Tandy sobrevivieron gracias a la química especial de sus cuerpos (que ahora se revela) son mutantes.

En una empacadora de carne de la calle 14, unos científicos criminales inyectan a Rahnne y Sunspot con la droga sintética. Un momento después aparecen Cannonball, Moonstar, Spidey, Cloak y Dagger, para presenciar los efectos de la droga sobre Rahne (un lobo salvaje) y Roberto (una sombra desquiciada). Ambos se lanzan en contra de los científicos.

Dagger lanza una daga de luz a Wolfsbane, pero ésta alcanza a morderla antes de ser purificada. Los poderes de Dagger salen de control, mientras Sunspot es absorbido por Cloak. Roberto sale de la capa sin poderes, pero Cloak está también fuera de control. Cloak y Dagger se atacan mutuamente hasta que el poder purificador de ambos contrarresta los químicos. Tras declinar una invitación a formar parte de los New Mutants, Cloak y Dagger desaparecen.

Rahne comienza a fantasear que es una bella princesa (contraria a la imagen de una niña horrenda que tiene sobre si misma), viviendo un cuento de hadas. La princesa Alystraea es una princesa encantada que vive rodeada de animalillos del bosque. Su príncipe azul, Duncan, quien tiene un semblante sospechosamente parecido a Roberto DaCosta aparece malherido: “Alystraea…la Sombra!” se queja desdichado: “Estoy…poseído, no estará satisfecha hasta que haya consumido todo lo que habita esta tierra”. Duncan le dice a Alystraea que la Hechicera Plateada es la que lo ha dejado en ese estado y la princesa se transforma en un lobo que sigue el rastro dejado por Duncan, hasta el lugar que mas teme: la ciudad.

La princesa-lobo encuentra a la Hechicera Plateada en Lincoln Center (cabello plateado, vestimenta muy blanca y una cadena dorada alrededor del cuello) y su campeón el Barón Negro (armadura negra como la noche y capa azul). La hechicera brillaba como una estrella, pero su luz es fría como cristal. Alystraea descubre que la hechicera brilla por la energía vital que ha robado. Venciendo al Barón Negro, se le echa encima a la hechicera con las fauces por delante.

En la realidad, mientras la historia termina, Rahne duerme en la Mansión X. Alrededor de su mano el collar dorado de la hechicera…la pesadilla ha comenzado.

En la taberna de Harry’s hideaway, Peter Rasputin juega al ajedrez con el dueño. Molly, una de las meseras les comenta que está teniendo problemas con uno de los clientes y que al parecer es su compañero de escuela: se trata de Roberto DaCosta. Peter trata de hablar con el, pero Roberto se transforma en Sunspot y lo aleja de un golpe. Molly y Harry reciben el impacto, por lo que quedan inconscientes. Peter cambia a Colossus a tiempo para observar a Roberto fuera de control: la oscuridad de su forma Sunspot envuelve la taberna, Roberto ya no se ve humano.

Mentalmente, Colossus llama a Charles Xavier, quien a su vez llama a los mutantes mas cercanos: Dani Moonstar y Sam Guthrie. Colossus saca a Sunspot de la taberna a tiempo para que Cannonball y Psyche lleguen a su lado. El impacto del golpe de Colossus deja inconsciente a Roberto él mismo cae en coma. En la Mansión, Xavier los examina sin encontrar la razón del coma.

Dani recibe una llamada y se apresura a revisar el cuarto de Rahne…está vacío y nadie ha dormido ahí hoy. Moonstar y Guthrie se van a Nueva York en busca de Rahne. En el penthouse de un lujoso hotel, encuentran a Rahne quien de alguna forma ha hecho pensar a todos que es una despampanante pelirroja en vez de una adolescente. Sam regresa a ambas a casa y en el buró de Rahne Dani descubre el collar. Rahne no recuerda de donde lo sacó y Dani decide quedárselo.

Dani se pregunta si la condición de Rahne está ligada al estado de Roberto. Sam encuentra en el periódico una noticia sobre una pareja de jóvenes que fueron atacados en Lincoln Center. La mujer de la historia fue atacada por un lobo y le cortaron la garganta, pero cuando los paramédicos llegaron a ayudarlos, ambos estaban sanos y en estado de shock.

Dani descubre que la pareja son Tandy Bowen y Ty Johnson y deciden irlos a visitar al hospital. En Roosevelt hospital, Tandy y Ty descansan cuando Dani y Sam llegan con el collar de ella. Tartamudeando, Ty pregunta como consiguieron el collar. Dani responde que una de sus compañeras en el equipo es una mujer lobo y que le inyectaron la misma droga que creó a Cloak y Dagger. Al parecer, tanto Sunspot como Rahne obtuvieron un side effect de la droga: el vínculo que les ha hecho absorber los poderes de Ty y Tandy. Sam les propone que los examine Xavier, pero Tyrone los corre señalando que no quieren sus poderes de regreso.

Mientras tanto, Sunspot despierta del coma en la enfermería de la mansión. Sin que Charles o Moira lo noten, se acerca y consume la energía vital de Peter Rasputin. Xavier trata de detenerlo, pero no queriendo lastimar al muchacho no utiliza todo su poder. Moira observa impotente, como Sunspot envuelve en su oscuridad a Xavier. Sabe que después seguirá ella…

Moira le pide a Sunspot que no mate a Xavier y Roberto responde que tiene hambre, que se siente vacío por dentro desde el día que nació y la previene para que huya antes de que sea tarde. Sin embargo Moira no se aleja de Xavier, su primer amor. Sunspot va a absorberla, pero es interrumpido por Rahne quien al entender la situación se transforma en la despampanante pelirroja y le ofrece a Sunspot calmar su hambre con su poder (¿notan lo que sucede con Dagger? Cuando es Tandy es una adolescente en desarrollo, pero cuando se vuelve Dagger es una despampanante rubia platinada, por ello las estatuas la muestran así, Mr. Byrne!).

Rahne envuelve el cuarto con su luz regresando a Roberto momentáneamente a la cordura. Sin embargo, Sam llega e intenta acercarse a Roberto, por lo que éste se teletransporta junto con Rahne, tal como Cloak lo hace con Dagger. Xavier entra a la mente de Sam y Dani para enterarse de todo, incluyendo la cualidad de mutantes de Tyrone y Tandy; después obviamente parten en su ayuda.

Mientras, Tyrone y Tandy se han escapado del hospital, a efecto de que los New Mutants no los encuentren si regresan a buscarlos. En la estación de autobús son abordados por un chulo que les ofrece comida y dinero. Tyrone lo manda al diablo, a lo que el chulo contesta que hay otros peces en el agua y se acerca a una pareja de jóvenes que recién arriban. Asqueados, los mutantes salen de ahí. Tras una larga plática, Tandy convence a Tyrone de ayudar a los New Mutants.

Mientras, Sunspot y Rahne se han teletransportado a la iglesia de St. Anne’s en el bajo Manhattan y piden la ayuda del padre Michael Bowen (Tío de Tandy), quien es asistido por Leong y Nga Manh (Template y Replica). Roberto le dice al padre que ha matado a su amigo Peter. Rahne dice que no esta muerto y se transforma en un lobo plateado, entrando en la oscuridad de Sunspot y rescatando el cuerpo del ruso. En ese momento entra Xavier, acompañado de Dani, Sam, Illyana Rasputin (Magik) y Rogue.

Dani trata de entrar en la mente de Roberto y el terror se desata en el cuarto. Sólo la espada de Illyana regresa las cosas a la normalidad. Magik transporta a Roberto y Rahne a su realidad y por un momento desprende los poderes de luz y oscuridad de sus compañeros, pero los mismos entran de golpe al cuerpo de la propia Illyana. Los tres regresan al plano de la realidad en el momento en que Tyrone y Tandy entran a la iglesia: sacrificarán su ansiada humanidad por el bien de los demás.

Con la ayuda de Illyana, todos viajan al Limbo. Rogue absorbe los poderes de Rahne y los transmite al profesor. Cuando toca el turno de Roberto, éste se asusta y repele a Illyana, quien es cubierta con su armadura, siendo la primera vez que Xavier la ve en éste estado. Tyrone se lanza sobre Sunspot, pero es fácilmente dominado por la sombra. Sólo la oportuna intervención de Rogue libera el poder de Roberto. Rogue toma de las manos a Tandy y Ty y con ayuda de Magyk las energías regresan a sus antiguos dueños. En el plano real Cloak y Dagger reaparecen.

Xavier nuevamente los invita a la escuela para jóvenes dotados, pero Dagger señala que el mundo está lleno de runaways como ellos, y que ellos tienen la posibilidad de ayudar. Que tal vez un día, cuando no haya niños de la calle, y todas las almas perdidas del mundo sean capaces de vivir felices para siempre, puedan ellos regresar con él. Por ahora no pueden.

En uptown Manhattan, el chulo de la estación de autobuses está vistiendo a los adolescentes que convenció con ropa sugestiva, cuando Cloak y Dagger aparecen. Dagger le dice que sus dagas no lo matarán pero después de que Cloak acabe con él deseará que lo hubieran hecho. Dagger llama a su tío para que alberge a los niños. Cloak le ordena al chulo que deje la ciudad y no vuelva.

Dagger pregunta a Cloak si piensa que están haciendo una diferencia. Cloak dice que ella y Xavier le enseñaron que lo que importa es hacer un esfuerzo: “para bien o para mal somos Cloak & Dagger. Y esto es lo que hacemos.”

No hay comentarios: